martes, mayo 1

Tu sangre es roja, la mia también.



Aprendí que los amores eternos pueden terminarse en una noche, que grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos, que nunca conocemos a una persona de verdad, que todavía no inventaron algo mejor que el abrazo de mamá, que el ''nunca mas'' nunca se cumple y el ''para siempre'' siempre termina.

4 comentarios:

Pau dijo...

me encanta este tema de intoxicados! lindo tu blog, te sigo:)

Sofía dijo...

Me encanta la entrada y todo lo que dice es muy cierto. Te sigo, un beso

http://www.sweetcinderellaa.blogspot.com

Emepes' dijo...

Holaa ;)
Me encanta tu blog y queria decirte que el texto me ha dejado sin palabras estoy totalmente de acuerdo, nada es lo que aparenta ser. Te sigo, y espero que tambien lo hagas, te espero =)

www.maripazymariapalomo.blogspot.com

misunderstood love dijo...

Nunca es nada lo que parece (L)